¿Sabías que 3 de cada 4 usuarios españoles son compradores online? El comercio electrónico en nuestro país evoluciona cada vez más rápido. De hecho, España ocupa el noveno lugar en el ranking de países que más compran a través de Internet, superando a otros países europeos como Francia o Italia. Desde que el smartphone forma parte del día a día de más del 80% de la población, las formas de adquirir bienes y servicios en línea también han cambiado. Hace unos años aparecía el m-commerce (mobile commerce), cuando a los usuarios les empezó a parecer más cómodo hacer compras a través del móvil. Pero seguimos evolucionando y ahora llegamos a la era del a-commerce.

Qué es el a-commerce

Seguro que alguna vez te ha pasado algo parecido a esto: vas a ducharte y te das cuenta de que no queda champú, por lo que vas al supermercado y, por una cosa o por otra, te entretienes y compras de todo menos el champú. ¡No vuelvas al súper! El a-commerce (automated commerce) llega para que nos despreocupemos de las listas de la compra. Se trata de una tendencia del comercio electrónico en la que el consumidor puede programar sus compras en base a sus hábitos de consumo. De esta forma, cada tres semanas se hará una compra automática de champú para no volver a estar en la situación que describimos antes.

Esto quiere decir que, según marcan las tendencias del 2018, vamos a poder dejar en manos de robots y algoritmos nuestras necesidades de compras más básicas. O, simplemente programar caprichos o regalos para fechas señaladas. En el a-commerce se automatizaría todo el proceso de compra online, desde hacer el pedido hasta el envío a domicilio, pasando por el pago.

Pero esto no es todo, el comercio automatizado puede convertirse en el mejor aliado de las marcas si se une con el Internet de las cosas. Si una nevera ya es capaz de detectar que falta leche, si además es capaz de programar la compra, las marcas no tienen que preocuparse por la fidelidad del cliente. Bastaría con configurar nuestras preferencias al instalar el frigorífico y olvidarnos de comprobar que tenemos todo lo que necesitamos dentro.


Los primeros ejemplos de a-commerce

 

Amazon: el Dash Button

En un posts sobre el comercio electrónico y la innovación, no podía faltar el gran gigante de las compras online. Amazon ha desarrollado el Dash Button, un pequeño dispositivo conectado a la red Wi-Fi que permite realizar compras tan solo pulsando un botón, sin la necesidad de entrar en ninguna web ni ordenar un pedido. Su funcionamiento es muy simple, solo hay que vincularlo con una cuenta de Amazon, pegarlo al producto que queramos comprar y pulsar el botón. El pedido se realizará automáticamente y horas después lo tendremos en casa.

Digit

Se trata de una aplicación cuyo objetivo es que el usuario consiga ahorrar. Trabaja como un asesor financiero y realiza pequeños movimientos de dinero hacia cuentas de ahorro en los momentos más oportunos. Funciona a través de un sistema inteligente que transfiere solo la cantidad que se pueda permitir el usuario. Por ahora, solo los estadounidenses pueden disfrutar de esta aplicación, que en sus primeros meses de vida consiguió ahorrar 500 millones de dólares para sus usuarios.

Pero no es la única aplicación de asesoramiento financiero que está triunfando. En Hong Kong existe Neat, que suministra tarjetas de pago con inteligencia artificial. Plum es la hermana casi gemela de Digit, solo que desarrollada para hacer ahorrar a los habitantes de Reino Unido, al igual que SusuAI en Nigeria.

Finery

Es una aplicación lanzada a finales del 2017 que ayuda a los usuarios a llenar el armario al mejor precio. Lo primero que hay que hacer es dar una cuenta de correo electrónico con la que Finery se sincronizará para añadir compras a un armario digital, organizado por categorías. Los usuarios van guardando artículos en sus wishlists para recibir notificaciones cuando cambien los precios. Antes de convertirse en una aplicación, con su servicio web consiguió que los consumidores ahorraran 209.000 dólares a través de las notificaciones de ofertas.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Más artículos relacionados