Los ordenadores forman parte de nuestro día a día desde hace ya bastante tiempo. Sin embargo, ahora tienen que compartir escenario con las tablets y los teléfonos inteligentes, que les están quitando el protagonismo poco a poco. De hecho, el smartphone ya ha llegado a superar al ordenador como medio para acceder a Internet. Esto es un hecho que hay que tener muy en cuenta a la hora de desarrollar una página web. Ya no sólo vale un diseño para un monitor, también hay que adaptarlo a las pequeñas pantallas. Esto se llama diseño web responsive.

¿Qué significa responsive?

Disponer de una página web responsive no quiere decir otra cosa que “adaptable”. Con la gran variedad de dispositivos que existen en el mercado es necesario crear diseños que se adapten a todos los formatos automáticamente. Es decir, crear o modificar el diseño de una web para que se pueda ver correctamente en cualquier resolución sin perder usabilidad y sin la necesidad de instalar aplicaciones.

Para conseguir un diseño web responsive hay que prestar atención a una serie de puntos clave:

1. La usabilidad.

El usuario debe poder navegar por la página sin complicaciones. Poner demasiado texto o imágenes repartidas por toda la pantalla es una mala idea. Un diseño organizado e intuitivo será más fácil de comprender y ayuda al usuario a ir justo donde desea sin dar rodeos. Una buena opción para las webs adaptadas a teléfonos móviles es el uso de iconos representativos para definir acciones. Por ejemplo, una flecha para volver atrás o una casa para ir a la página de inicio. Esto va ahorrar tiempo en la navegación y la experiencia del usuario mejora considerablemente.

2. Los recursos multimedia.

Tanto las imágenes como los vídeos que se incluyan en el diseño de una web deben ser adaptables a cualquier resolución. Por supuesto, hay que tener en cuenta que en los móviles el espacio queda reducido y se debe prescindir de las fotografías que sirvan solo de adorno. Lo mejor en estos casos es utilizar diseños vectoriales, que se pueden expandir y contraer sin perder calidad. Pero si no queda otra que adjuntar fotografías, es conveniente editarlas y optimizarlas para la web. De esta forma, los tiempos de carga se reducen.

3. El tamaño importa.

En este caso, el tamaño sí que importa. Hay que tener en cuenta que en las tablets y smartphones se suele trabajar con los dedos. Por eso, los botones deben se lo suficientemente grandes como para pulsarlos fácilmente, pero sin sobrepasarse y ocupar demasiado espacio. Pasa lo mismo con los estilos tipográficos. Una tipografía con muchos elementos ornamentales puede funcionar bien en un monitor grande como el de un ordenador. Sin embargo, al reducir el tamaño hasta la pantalla de un teléfono móvil, el texto puede convertirse en ilegible, por lo que es mejor elegir tipografías más simples.

¿Cómo conseguir una web responsive?

Los principales motores de búsqueda cada vez premian más a las webs con un diseño responsive. Eso supone mejorar el posicionamiento en dichos buscadores, lo que se traduce en más tráfico. Al ser un aspecto tan importante a la hora de desarrollar un sitio web, no son pocas las herramientas que permiten adaptar cualquier web a todos los dispositivos.

Plantillas de WordPress. Hoy día, gran cantidad de los dominios de Internet han sido desarrollados mediante la plataforma WordPress. Uno de los motivos de que sea así es la facilidad de uso para cualquier persona, aunque no tenga conocimientos de lenguaje informático. Las plantillas premium ya vienen preparadas para tener una web responsive y, en algunos casos, solo es necesario realizar pequeños ajustes.

Saber CSS y HTML. Cualquier profesional que domine los lenguajes informáticos preferirá utilizar frameworks modificables en los que crear tu propia web responsive. También dentro de este grupo existen plantillas o recursos que se puede utilizar y adaptar según las necesidades de la web.

Aplicaciones móviles. Otra forma de adaptar completamente la web a los dispositivos móviles es desarrollando una app. Es la mejor forma de garantizar una experiencia de usuario completa y sin complicaciones de red. Además, tienen algunas ventajas como la interacción con el usuario mediante notificaciones.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français

Abrir el chat