¡Hola! ¿Te apetece dar un paseo por tu día a día? Empecemos por el principio.

Te has levantado al escuchar el sonido de la alarma de tu móvil y, después de aplazarla tres veces, has desbloqueado el teléfono y has mirado si tenías alguna notificación. Ahora, nos vamos a saltar la parte del baño. Mientras desayunabas has mirado Facebook, Twitter o Instagram (o todos) y has leído alguna noticia que te ha llamado la atención.

Sólo han pasado unos veinte minutos desde que te has levantado. Sin embargo, al menos la mitad de ese tiempo lo has pasado con un smartphone en la mano.

La tecnología ha invadido nuestras vidas. Incluso nuestras madres están haciendo un esfuerzo por aprender a usar WhatsApp. Las formas de comunicarse en la rutina personal han cambiado. Ya no solo usas el teléfono para hablar, ahora también coges el ordenador para ver por Skype a familiares y amigos. Los más bohemios incluso llegan a mandar alguna postal por correo convencional. Y los participantes de los concursos de la tele aprovechan su minuto de gloria para saludar a su gente. A esto le podemos empezar a llamar: comunicación multiplataforma.

Pero no usamos todos estos dispositivos solo para charlar. También buscamos información que nos interesa, trabajamos desde ellos e incluso compramos un sinfín de productos. En este aspecto, como consumidores, también hemos evolucionado, y las empresas tienen que amoldar su oferta a nuestros hábitos.

Adaptar los datos que quieren comunicar se está convirtiendo en una tarea difícil para las empresas. Si no evolucionan al mismo ritmo que la sociedad, caen en el olvido. No obstante estas nuevas tecnologías son también el apoyo de las corporaciones para poder llegar a su público objetivo. Les sirve de ayuda para realizar un análisis de mercado y de los usuarios rápidamente.

Cada vez más, nos encontramos campañas publicitarias que plantean una estrategia parecida a un juego para que el consumidor tenga que pasar por diferentes plataformas y de esta forma, obtener un regalo, una oferta o un descuento. O incluso para conocer el producto. Es el caso de la marca de vehículos Mercedes Benz, que con su campaña “Algo está pasando en Mercedes” contaba el principio de una historia en un spot de televisión en el que invitaba a los espectadores a seguir el final de la historia en su página web. Crean intriga y, de paso, miras alguno de sus modelos de coches de última generación.

En una sociedad cada vez más informatizada es necesario que las empresas se adapten a las necesidades de la misma. Por eso apostar por una promoción multicanal y una interacción con los usuarios se ha convertido en una obligación y no en una opción.

Llegamos al final de la rutina diaria… ¿qué haces? Buscas una receta rápida y fácil desde tu tablet para cenar, pones el capítulo que te perdiste ayer de tu serie favorita en el portátil y preparas el despertador del móvil para acabar este día y empezar de nuevo.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français Русский