fbpx

La ciudad de Málaga no solo está destacando en los últimos años por su amplia oferta turística, concentrada sobre todo en el centro de la ciudad con el “boom” del cultural promovido por los museos, sino que también despunta a nivel nacional por ser una de las provincias que acogen a un gran número de empresas tecnológicas y cientos de pequeñas y medianas empresas (Pymes) que deciden instalarse en las incubadoras empresariales y seguir con su expansión y crecimiento económico.

Según los últimos datos recopilados por la compañía de financiación no bancaria de España (Infocic), las más de setenta empresas que lideran el ranking de facturación en Málaga, presentaron unas ventas globales de más de seis mil trescientos millones de euros.

Un ejemplo claro de esta tendencia de crecimiento económico se refleja en el desarrollo exponencial del Parque Tecnológico de Andalucía(PAT) que alberga un total de 646 empresas instaladas, manteniendo una cifra estable en los últimos años.

Este objetivo de incrementación de la oferta de trabajo resulta bastante pretencioso a la par que real, ya que grandes multinacionales como Accenture, Oracle o Ericsson, están afincadas en el parque.

Por otro lado, estas empresas albergan a 19.857 empleados, 1.100 más que en 2017 y que buscan llegar a los 20.000 en los próximos años. Una de las características más destacables es que aproximadamente un 34 por ciento de los trabajadores pertenecen a empresas internacionales, propiciando la contextualización del PTA en el marco internacional.

En relación a esto, la tecnología de la información es el campo a destacar ya que representa el 57% por ciento de facturación del complejo tecnológico y constituye a un 55% de los trabajadores.

El director general del PTA, Felipe Romera, afirmó a los medios de comunicación que el futuro pasa por la apuesta de firmas en tecnología disruptiva, tal como la ciberseguridad, el Big Data o el Block Chain.

La facturación del parque tecnológico llegó a los dos mil ochenta millones de euros en el ejercicio pasado, en torno a un siete por ciento más que en el año 2017. Según Romera el objetivo del parque es llegar a albergar a más de 50.000 trabajadores en las décadas venideras. Y además matizó que es algo que sería más factible si se resolviesen todos los problemas de transportes y movilidad que afectan a todos los trabajadores del sector.

Sin duda alguna el PTA tiene una gran oportunidad delante de sí para convertirse en el complejo líder nacional de las empresas tecnológicas del mañana.

Abrir el chat