El mundo de las aplicaciones móviles (apps) está en desarrollo. Las apps fueron diseñadas para facilitarnos el día a día y dar respuesta a nuestras necesidades, pero se trata de un mercado tan amplio y dinámico que al igual que las necesidades de los consumidores tecnológicos cambian, las apps deben hacerlo también.

Es evidente que en nuestros días existen aplicaciones para todo tipo de funciones y gustos, pero cada vez más las empresas desarrolladoras apuestan por un tipo de app que no solo se dedique a satisfacer las necesidades del usuario, sino que busca crear una serie de diferentes experiencias frente a las apps que solo ofrecen una. Es lo que se conoce como una plataforma de desarrollo multi-experimental, generadas para apoyar a las empresas digitalizadas.

Según el informe de la consultora americana Gartner, especializada en el sector tecnológico, debido al auge del número de usuarios, las empresas han apostado por sacar al mercado más aplicaciones móviles y de este modo satisfacer las demandas de la sociedad digital.

El uso del número de apps y de usuarios se encuentra en un exponencial y constante crecimiento, algo que las vuelve cada vez más imprescindibles para una gran parte de la sociedad digital.

Si se implantan nuevas funciones que hagan más sencilla la interacción con los dispositivos mediante el tacto, la voz, los gestos corporales, las apps irán abarcando más segmentos del mercado. Aquellas aplicaciones que dispongan de chats, voz, wereable o realidad aumentada serán las que tiendan a ver la luz y asentarse en este sector tan competitivo.

El estudio, mencionado anteriormente, refleja que una de cada tres apps desarrollada por las compañías son enfocadas al soporte móvil, algo que hace presagiar que estas son las que más éxito van tener en el próximo año.

En este artículo os queremos mostrar las apps que tendrán más tendencia en un futuro cercano.

1-El internet de las cosas

Los smartphones nos permitirán controlar diferentes dispositivos de nuestros hogares desde la distancia, creando así los llamados ‘hogares inteligentes’. Esto no solo se reduce al ámbito doméstico, sino que también habrá transporte inteligente, asistencia sanitaria, edificios ecológicos, y todo tipo de innovaciones.

2-AR (Realidad aumentada) VR (realidad virtual)

Las industrias se están revolucionando gracias a la realidad aumentada y a la realidad virtual, sobre todo, aquellas en relación con el mundo del entretenimiento, aunque tampoco se debe dejar de lado sectores como la sanidad, la ingeniería, la inmobiliaria, entre otros muchos.

3-Demanda de más aplicaciones.

Es un fenómeno actual. Queremos ser atendidos más rápidamente y satisfacer nuestras necesidades como clientes que somos y demandamos todo tipo de apps para el hogar, el trabajo, el ocio.

Las empresas se verán obligadas a lanzar cada vez más aplicaciones bajo la incesante demanda por parte de nuevos y antiguos clientes.

 4-Método del Pago Móvil

Aunque ni muchos proveedores ni muchos consumidores se han adaptado completamente a los cambios tecnológicos, cada vez es mayor la tendencia de pagar con el teléfono (m-wallets). De hecho, muchas entidades bancarias ofrecen la opción de hacer transferencias móviles, por lo que se espera que el pago a través del móvil vaya en aumento.

5-El peso de las apps para Wearables

Las aplicaciones de salud que te ayudan a cuidarte y a mantener tu estado físico en forma serán de las más demandadas. El aumento de todo tipo de dispositivos que controlan tu cuerpo hace que el desarrollo de aplicaciones vestibles esté en aumento.

Existen aplicaciones para todo tipo de usuarios, aunque la seguridad y la privacidad quedarán bastante expuestas. Es muy seguro que las apps futuras vayan hacia esta dirección, en buscar cómo “garantizar” todo lo que consideramos privado y de uso exclusivamente nuestro.

Parece evidente que lo que las apps nos ofrecen por un lado nos las quita por otro. Será que no podemos aspirar a tenerlo todo como queramos, o ¿sí?