LinkedIn es una de las redes sociales favoritas entre los profesionales y la industria. Es una buena opción para ampliar tus contactos, hallar clientes u obtener un empleo, entre otras muchas funciones. Por eso, es relevante e importante que el perfil contenga un buen titular.

Un titular es la primera impresión que se llevan tus seguidores de ti, y posiblemente sea la única, si no le invitas a seguir. Por eso es necesario que captes la atención y comuniques el mensaje por completo ya que es el elemento básico y fundamental para aumentar las visitas a tu perfil y mejorar tu marca personal.

Tras completar tu información con experiencias, habilidades, idiomas, voluntariados y un largo etcétera, verás que el titular profesional de esta red social se encuentra justo debajo de tu nombre. Una frase que es visible a las búsquedas externas.

Normalmente los usuarios de LinkedIn utilizan el titular para nombrar su especialidad, su puesto de trabajo o incluso la búsqueda de empleo. Esto no es una opción errónea, pero en ocasiones puede resultar aburrida para las empresas, clientes u otros usuarios que quieran contactar contigo.

Unos 120 caracteres te permitirá presentarte y sobre todo que los diferentes usuarios pulsen el botón de “ver más. Con un poco de creatividad e ingenio puedes conseguir una aportación diferente y llamar la atención. Piénsalo, es como condensar en un tuit la información sobre quién eres profesionalmente, pero ¿qué tiene que tener un buen titular?

Los cinco más importantes

Utilizar de forma correcta las keywords: LinkedIn aplica posicionamiento en buscadores (SEO) para atraer el tráfico, por eso no te olvides utilizar las palabras claves más importantes relacionadas con tu sector en el titular. De no hacerlo, puedes no aparecer en las búsquedas.

Véndete profesionalmente: ¿Por qué tú? Añade tu cualidad, sector o actividad. Tienes que pensar en como quieres ser identificado por el cliente o por el reclutador. Por eso, esta parte tiene que estar orientada hacia el público objetivo con la idea de captar su atención. 

Marca la diferencia: Personaliza tu titular, LinkedIn pone un titular por defecto en tu perfil, pero puedes cambiarlo. Intenta redactar una información atractiva y concisa, y deja bien claro lo que ofreces, es decir, tu valor diferencial. Quizás este punto esta relacionado de cierta manera con el anterior.

Revisa los errores ortográficos: Aunque puedas pensar que es una tontería este punto es muy importante, ya que darás una imagen con tu redacción. No caigas en tópicos o términos manidos que se repiten constantemente en LinkedIn. Revisa lo escrito al menos tres veces, asegúrate de que todos los datos son correctos. Evita utilizar abreviaturas pocos conocidas y escribe las palabras con mayúsculas de manera correcta.

Encuentra la inspiración: La mejor forma de encontrar inspiración es fijándote en otros perfiles de tu sector a modo de ejemplo. Con los titulares de otros usuarios puedes aprender cómo desarrollar el tuyo, eso sí, sin copiar.

Que no debe incluir el titular

Ahora que ya sabes las cosas que te aportan valor, voy a incidir en aquellas que tienes que evitar poner en un titular. Te aconsejo que no añadas tu número de teléfono o correo electrónico, es un dato que no aporta en esta red social.

Muchos perfiles usan frases inspiradoras en su titular, pero esto es un error. Ningún seleccionador o cliente va a perder el tiempo en poner en los motores de búsquedas tu frase inspiradora. ¡Ojo! puede quedar bien, pero de esta manera dices muy poco de ti.

Los titulares que incluyen solo el estado laboral o en búsqueda de empleo no son efectivos. Son encabezados muy genéricos, pocos descriptivos y coherentes con tu perfil. Recuerda, buscas diferenciarte del resto.

Teniendo estos consejos por delante no temas a ser creativo. Entiende que en LinkedIn el titular que figura en tu perfil es más que un título profesional. No solo basta con rellenar tus datos, agregar contactos e interactuar con los demás usuarios, también es conveniente que mantengas un perfil actualizado, incidiendo en lo que te diferencia de los demás.

En definitiva, un titular atractivo y bueno te puede ayudar a crear tu marca personal. Te dará más visibilidad en los motores de búsquedas y sobre todo despertarás el interés del público objetivo.