LinkedIn es una plataforma no solo para buscar trabajo sino también un lugar donde crear contenidos de diversos tipos. Los usuarios pueden publicar desde informes o noticias hasta consejos o infografías, pero no todo es válido para establecer una retroalimentación con tus contactos.

Escribir un artículo en LinkedIn te abrirá las puertas para fortalecer tu marca personal y además podrás invitar a las personas a que visiten tu perfil o página. Crear y compartir contenidos de valor es una estrategia de éxito que funciona, pero recuerda que es una red social profesional y por tanto, el contenido debe girar entorno a estas cuestiones.

Hoja de ruta

Antes de divulgar cualquier contenido hay que tener claro algunas pautas. La creación de un plan de Social Media será de gran utilidad. Primero, deberás establecer qué tipo de contenido quieres mostrar y cuál será la frecuencia. Además, fijarse unos objetivos será la clave para dar respuestas a estas preguntas.

El segundo cometido reside en definir a qué tipo de audiencia (target) te diriges. Es posible que quieras focalizar tus objetivos en otras empresas, pero también es factible crear una comunicación hacia usuarios individuales o clientes potenciales, fomentando una conexión de negocio a consumidor.

Escribe sobre temas que conoces, ya que es la mejor forma de crear un buen contenido y convertirte en un referente en el sector. Compartir tus conocimientos profesionales o informaciones relevantes de tu empresa ayudará a la implicación con el público.

Por último, para aplicar este plan estratégico es recomendable que analices y cuantifiques los resultados obtenidos de las publicaciones. Para ello, existen dos herramientas esenciales para medir el impacto en LinkedIn, que te ayudarán a comprobar si tus objetivos se están cumpliendo o si tienes que hacer modificaciones.

¿Cómo difundir el contenido?

En esta red profesional tienes formas distintas de publicar y compartir contenidos. La primera es en el timeline con actualizaciones del estado. Esta es una forma inmediata de difundir tus publicaciones, es importante que los temas estén dotados de calidad y de interés.

La segunda opción es participar a través de los grupos a los que te has unido. Es una posibilidad que tienes para abrir debate entre las personas que comparten tus mismos intereses.

No solamente puedes generar contenidos en tu perfil o página de empresa, también son útiles las recomendaciones de artículos de otros usuarios o empresas. Esta potente alternativa te permitirá llegar a un amplio público ya que a través de esta opción estarás creando un feedback.

La efectividad de la comunicación bidireccional también se logra a través de los comentarios o difusiones que aporten valor al contenido. Debes crear, pero también interactuar con tu audiencia proporcionando una imagen de cercanía.

¿Qué debe tener una buena publicación?

Tema interesante: Elegir qué interesa a tu audiencia no es algo fácil, esta parte necesita un tiempo de reflexión. Sería necesario hacer una “tormenta de ideas” para poder elegir bien los temas y determinar cuál será el foco de atención. Además, es recomendable publicar contenido único, ya que el usuario te ha elegido a ti para que le muestres esas informaciones.

Un buen titular: Seleccionar para quién escribes y sobre qué escribes es algo imprescindible. Un titular específico y único es una gran arma de persuasión que si se sabe utilizar puede tener mucha efectividad. 

Fotografías e imágenes: La fotografía tiene que ser adecuada y relacionada con el contenido que estas mostrando. Un artículo acompañado de una imagen capta la atención de la audiencia. Es importante que las fotografías tengan calidad, para ello pueden ser propias o de terceros. Freepik es una buena web para incluir imágenes libres de derechos.

Contenido audiovisual: LinkedIn te brinda la opción de publicar infografías, vídeos y presentaciones. Haz uso de esta posibilidad ya que las publicaciones con este tipo de información generan más interacción. Este contenido puede ser creado por ti o subido desde otra plataforma, en este caso no te olvides de citar a la fuente original.

Insertar Enlaces: Insertar enlaces en las publicaciones ofrece a la audiencia una información extra y le permite estar al día de las actualizaciones. Es importante que en este punto tengas en cuenta que no solo puedes publicar enlaces a noticias de actualidad o estudios interesantes, sino que te permitirá enlazar contenidos relacionados con tu perfil o empresa.

Algunos consejos a tener en cuenta

El usuario tiene que dedicar a esta red social un determinado tiempo para observar y coger ideas de las tendencias e información que se comparten. Además, mantener la neutralidad en las publicaciones es importante.

Saber cuando publicar no es una ciencia exacta, pero si conviene retener algunas pautas para fidelizar a tu audiencia. Tienes que tener una actividad constante para que los demás usuarios o clientes no se lleven una imagen de descuido.

Una recomendación que se suele hacer es que al menos haya dos publicaciones al día, puede ser contenidos creados o compartiendo información de terceros. No te olvides de acompañarlo de palabras claves para llamar la atención. Y al menos, publica una vez en semana para mantener la actividad.

En cuanto a los horarios hay diversas opiniones, porque dependiendo del sector funciona de una manera u otra. Hay quienes piensa que como LinkedIn es una red profesional pues los horarios de publicación deberían ser en las horas de oficinas, y otros que creen que precisamente por este motivo deben estar fuera de ese horario. Mi consejo, es que esta decisión la tomes cuando hayas estudiado a tu audiencia, así sabrás cual es el mejor momento para hacerlo.

Si aplicas cada paso de este artículo notarás un incremento en tu actividad de LinkedIn, posiblemente tengas más visitas, más feedback, más comentarios y recomendaciones, y sobre todo fidelices más con tu público. Crear el contenido está solo a un paso, las ideas seguro que ya las tienes.

Abrir el chat