La ciudad malagueña será el escenario perfecto para la reunión de un centenar de expertos europeos en ciudades sostenible en las jornadas Connecting Nature. El evento se desarrollará entre el 1 y 3 de octubre, enmarcándose dentro del programa europeo del mismo nombre en el que participa el Ayuntamiento de Málaga a través de la Red Municipal de Incubadoras Promálaga.

En esta actividad se dará a conocer el grupo de empresas malagueñas que están trabajando en conjunto para buscar soluciones sostenibles. La iniciativa europea, liderada por el Trinity College de Dublín, nace de la necesidad de fomentar el uso de recursos basados en la naturaleza en los entornos urbanos, para que las ciudades sean no solamente más sostenibles, sino también más atractivas para los ciudadanos y los nuevos sectores productivos que surgen de esta idea.

El objetivo de este proyecto es posicionar a la Unión Europea como líder mundial en la adopción de estas prácticas. Para ello, se busca la implicación de los gobiernos provinciales, las pequeñas y medianas empresas (pymes), el ámbito universitario y la sociedad civil. Todos ellos trabajaran en la creación de un marco multidisciplinar, basado en la innovación y la tecnología, que será aprobado en diferentes ciudades introduciendo elementos naturales en el ecosistema urbano, con el que pretenden aumentar los niveles de salud y bienestar social.

Málaga ha sabido adaptar las nuevas estrategias de desarrollo basadas en la sostenibilidad en los sectores más económicos e importantes, como son el turismo, la construcción y los servicios tecnológicos, siendo un ejemplo para otras ciudades en el proyecto Connecting Nature.

Estos factores han llevado a la ciudad a ser la elegida para celebrar esta reunión, además de por su apuesta en el cumplimiento de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas (ONU), el respeto al medio ambiente y la calidad de vida.

La jornada que se inicia con un evento en el Aula del Mar. Museo Alborania, contará con la participación de expertos locales como el director de la Unión Internacional para la Conservación de la naturaleza (SbN), Antonio Troya; así como, un representante de la ciudad de Almería con un proyecto de depuración de aguas residuales con micro algas que pueden ser reutilizadas.

Por otra parte, los especialistas debatirán sobre otros objetivos enmarcado dentro de las soluciones basadas en la naturaleza, como, por ejemplo, la creación de una guía para identificar los mecanismos financieros; y la puesta en marcha de un recurso sostenible para la innovación, explotación y desarrollo empresarial de las ciudades basándose en las SbN.

La jornada también contará con la presencia del director general de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, Luis Medina; la Doctora por la Universidad de Málaga y especialista en SbN, Raquel Barco; y el miembro fundador del Clúster SbN, Andrés Alcántara, que mostrarán sus opiniones e ideas en una mesa redonda.

En los otros dos días restantes (2 y 3 de octubre), los implicados en el proyecto realizarán diferentes actividades en entornos de la naturaleza para estudiar y trabajar en la construcción de elementos sostenibles para la ciudad. Y, además, a las distintas instituciones y profesionales se les informarán sobre la promoción para patrimonio de la Humanidad del Caminito del Rey.

Connecting Nature es un proyecto que dura cinco años y esta financiado por el Programa de Acción e Innovación Horizonte 2020 de la Comisión Europea. Además, forma una comunidad de ciudades que tienen como objetivo fomentar el aprendizaje entre países que desean implementar soluciones basadas en la naturaleza.

El proyecto está formado por 16 países de la Unión Europea, Brasil, China, Corea y el Cáucaso (Georgia y Armenia) que están invirtiendo en una implementación a gran escala de proyectos basados en la naturaleza en entornos urbanos. También participan las ciudades de Genk (BE), Glasgow (UK), Poznan (PL), A Coruña (ES), Bolonia (IT), Burgas (BG), Nicosia (CY), Málaga (ES), Sarajevo (BA), y Pavlos Melas (GR).

Con esta iniciativa se pretende medir el impacto en la adaptación al cambio climático, la salud, el bienestar, la cohesión social y el desarrollo económico sostenible en estas ciudades, con el objetivo de brindar a las instituciones y sociedad la oportunidad de crear un futuro urbano resistente utilizando el potencial innovador de la naturaleza.

Las soluciones basadas en la naturaleza son un concepto nuevo y no usado ampliamente. Sin embargo, esto está cambiando, ya que la sociedad busca abordar eficazmente los problemas ambientales a través de la innovación. Este proceso integral de diseño y creación de ideas incluye algunos beneficios como mayor diversidad, conservación de especies, producción de energía y gestión de residuos, promoviendo la colaboración.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de la innovación ocurre en las ciudades, pero es en ella donde también suceden los mayores y actuales desafíos, el rápido cambio climático y medioambiental, la compleja gestión de residuos y del agua, el bienestar adverso, las modificaciones en la cohesión social o los patrones de migración. Esta iniciativa tiene la ambición de poder emprender estos retos.

Abrir el chat