fbpx

¿Sabéis que España es uno de los lugares donde más se usan las redes sociales? El 86% de la población activa en Internet está enganchada a estos canales de interacción. Con este dato, como empresa es prácticamente obligatorio currarse las publicaciones que se hacen en los medios sociales. Pero no todas las redes son iguales, ni en todas hay el mismo público. Por eso, hay que saber cuáles son los contenidos que mejor se convierten en virales en cada una de ellas.

No obstante sí que existen unos cuantos trucos que valen para cualquiera de ellas. Por ejemplo, hacer tratos con “influencers”. Esto pasa sobre todo en el sector de la moda, donde los blogueros comparten contenidos y productos de una marca que, previamente, le ha ofrecido algo a cambio. De esta forma, las publicaciones llegan a más gente y los seguidores de los influencers también las difunden.

¿Queréis más consejos? Hay que estar siempre al día de lo que se habla en vuestro sector. Las tendencias van a marcar la línea de los temas a tratar. Es mejor utilizar frases cortas para llamar la atención hacia un contenido extenso antes que lanzar el texto largo directamente. También, si podéis, echadle humor al asunto; siempre es más fácil compartir algo que te divierte y entretiene. En este punto, los memes pueden ser unos buenos aliados si se utilizan bien. Y lo más importante: interactuar siempre para que vuestros seguidores tomen confianza con la marca, lo que también aporta credibilidad. Al final son ellos los que van a conseguir que nuestros contenidos se hagan virales.

Y ahora sí, vamos a ver qué tipo de publicaciones funcionan mejor según la red social:

Facebook

Facebook es el rey de las redes sociales, es el que más usuarios tiene y más tipo de públicos abarca. Sin embargo, destacan los perfiles más maduros y con una formación académica más elevada. Ganarse la confianza de los usuarios de esta plataforma es más complicado. Por eso, es necesario ser constantes y volcar contenido de calidad, con datos interesantes y actuales.

Las infografías son elementos que funcionan muy bien, al igual que los vídeos explicativos que resumen una información más extensa. También tienen bastante éxito los rankings y las listas tipo “Los 10 mejores…”. En cuanto a las imágenes, se comparten más cuando son propias y van acompañadas de enlaces con más información.

Twitter

Como ya sabéis, el pajarito azul solo permite lanzar tweets con menos de 140 caracteres. A pesar (o gracias) de la limitación, esta red de microblogging sigue creciendo, aunque a un ritmo cada vez más lento. El público es mayoritariamente masculino y con una edad de entre 20 y 30 años. Además, algo más de la mitad de los usuarios utiliza Twitter por interés profesional.

El ritmo en esta plataforma es más acelerado, por lo que puede que cueste algo más que una publicación destaque. Con publicar un mensaje al día no será suficiente para ganar visibilidad, por lo que es recomendable realizar unos cinco tweets a lo largo del día, a distintas horas. Los tweets con imágenes tienen bastante más interacción que los que no y los hashtags son muy importantes. Y, por supuesto, mencionar a los referentes del sector siempre gana puntos, aún más si estos retuitean vuestro contenido.

Instagram y YouTube

Son las redes sociales visuales por excelencia, puesto que prima la imagen antes que el texto. En ellas se concentra el público más joven y son las mujeres quienes las lideran. Aunque la diferencia entre géneros es más brusca en Instagram, donde la presencia femenina es bastante mayor.

En Instagram, los hashtags son casi tan importantes como la foto. Al igual que no vale publicar cualquier imagen. Para que las fotos consigan muchos corazones deben tener calidad y ser originales. Además, con Instagram Stories es más fácil promocionar los nuevos posts dentro de la misma red. Otra de las ventajas de esta función es que, al ser publicaciones temporales (se borran a las 24h), los usuarios están más pendientes de ellas. Y, si vuestra marca realiza algún tipo de promoción o exposición, no se debe dudar ni un segundo en hacer un directo presentando las novedades.

En YouTube existen canales de cualquier tema imaginable. La clave aquí está en tener claro qué busca vuestro público objetivo y realizar vídeos con la máxima calidad posible. Tener en cuenta la iluminación y el sonido y hacer una buena postproducción. El texto del título y la caja de descripción también es muy importante, ya que YouTube pertenece a Google, por lo que hay que pensar en el SEO y así posicionaros en la plataforma y en el buscador.

A pesar de todos estos consejos, no hay una operación exacta que consiga que tus contenidos se hagan virales. Todo depende del día a día y de cómo te relacionas con tus seguidores. Y por supuesto, todo se acelera si las publicaciones son de calidad.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français Русский

Abrir el chat