En términos de marketing digital, el contenido audiovisual ha sido el mayor protagonista del 2017. Los datos sobre el consumo de vídeos en Internet se han disparado. Según We Are Social, el sector más joven de la población (entre 18 y 24 años) pasa 71 minutos a la semana consumiendo vídeos en línea a través de un smartphone. Y en los próximos años, se estima que habrá unos 1.900 millones de usuarios de videos online. Con todas estas cifras delante y sabiendo las posibilidades del marketing digital, es absurdo no utilizar el contenido audiovisual como estrategia de marca. Asimismo, la plataforma de vídeo con más visitantes es YouTube, como cabría esperar. Por lo que en este post vamos a enseñarte a crear un canal de empresa en YouTube.

Paso a paso: abriendo un canal de empresa en Youtube

Crear un canal en YouTube para tu empresa puede ser una muy buena idea. Los vídeos aparecen en lo más alto de los resultados en Google, por lo que también va a ayudarte a posicionar tu página web. De hecho, YouTube se ha convertido casi en un buscador, puesto que los usuarios prefieren que sus dudas sean resueltas con un vídeo antes que con texto. Además, la plataforma se puede convertir en el escaparate perfecto para publicitar tus productos.

Ahora que ya sabes los beneficios de tener un canal de empresa en YouTube, vamos con el paso a paso.

1. Disponer de una cuenta en Google.

Si ya tienes un correo electrónico registrado en Google, ya tienes un hueco en YouTube. Puedes acceder directamente con la cuenta de gmail y comenzar a configurar el canal. Aunque ese es el siguiente paso.

2. Crear imagen de marca.

Es importante que la información visual del canal sea la correcta. Como imagen, lo mejor es poner el logotipo de la empresa. Y como imagen de cabecera, la opción idónea es crear una foto con un eslogan o algo que represente a la marca. Por otra parte, también es interesante añadir un vídeo descriptivo de la empresa y seleccionarlo como tráiler del canal.

3. Configura las preferencias del canal.

Esta es la parte más “técnica” en la que tendrás que seleccionar el tipo de licencia, el idioma, el sector, las palabras clave… Se trata del panel de control del canal. Son unos parámetros bastante intuitivos, pero si te atascas en alguno seguro que encuentras la solución en la propia guía de YouTube.

4. ¡A subir vídeos!

Finalizando el tercer paso ya tienes tu canal de empresa listo para empezar a subir contenido. Si quieres que tus vídeos reciban visitas de tu público objetivo, tienes que pensar que el canal es como un blog. Es decir, pensar, elaborar y programar los contenidos al igual que los artículos en un blog. Crear contenido de calidad y tener en cuenta el posicionamiento, que en YouTube también existe. Analiza lo que demanda tu empresa y dáselo mediante los vídeos.

Ten en cuenta siempre a las nuevas tecnologías y echa un vistazo a las tendencias en cuanto a contenidos. El 2018 va a estar fuertemente marcado por la realidad virtual, y YouTube permite subir vídeos en 360 grados e incluso emitir en directo. De esta forma, cumples las expectativas de tus seguidores y creas una imagen de marca actual e innovadora.


Consejos para crear contenidos que funcionen

 

1. No vale cualquier vídeo.

Para que un canal de empresa en YouTube funcione, tiene que ofrecer vídeos de calidad. Sin embargo, crear contenido audiovisual es más complicado que escribir entradas en un blog, ya que la cantidad de recursos y tiempo es más elevada. Por eso, en vez de publicar dos vídeos a la semana menos elaborados, es mejor subir dos o tres al mes que de verdad sean trascendentes. De esta forma, la audiencia se va a enganchar a un canal que le proporciona información útil.

Como dijimos antes, es un escaparate estupendo para los productos de una empresa. Pero tampoco hay que abusar de ello. Lo más habitual y que mejor funciona para que los usuarios no sientan que están siendo bombardeados con publicidad es realizar vídeos solo de los nuevos productos o de algunas promociones especiales.

2. Integra los vídeos en tu estrategia web.

Intenta generar contenidos que se puedan complementar entre sí desde la web, el canal de YouTube y otras redes sociales. Es un punto bastante a favor para el posicionamiento en todas las plataformas, ya que cuanto más distribuidos estén los vídeos, más público podrá alcanzar. Así que cuando subas un nuevo vídeo a tu canal, insértalo en un post de tu blog o en alguna parte de tu web en la que tenga sentido. Y, por supuesto, promociónalo en otros perfiles de redes sociales. Esto también va a generar enlaces que ayudarán en el SEO.

3. Crea alianzas con otros canales.

Cuando comienzas con algo nuevo en el inmenso mundo de Internet es difícil conseguir notoriedad a corto plazo. Por eso, pedir ayuda a otros no es una idea descabellada. Y quien dice ayuda, dice contratos. Seguro que has escuchado alguna vez hablar sobre los youtubers o los influencers. Son canales con bastante tráfico y audiencia administrados, generalmente, por gente joven que se gana la vida con sus vídeos. Pero hay youtubers de todo tipo, busca el que mejor case con los contenidos de tu web y ofrécele algo a cambio por hablar de ti en su canal o proponle un vídeo en el que los dos seáis protagonistas. Es una estrategia muy válida para atraer tráfico a tu canal.

4. Invierte en publicidad.

Como siempre, en esto de Internet, el que más paga llega más lejos. Así que no descartes la opción de publicitar tu canal o tu web en YouTube. Hay varios tipos de anuncios que se ajustan a las necesidades de cada empresa. Pero no olvides que la publicidad comprada no debe ser tu única estrategia y sigue los consejos que te hemos dado en los párrafos anteriores.

Con estas pautas ya estarías más que preparado para comenzar tu andadura por YouTube como empresa.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français

Abrir el chat