Las empresas necesitan una página web que sea única, un espacio innovador y con un diseño atractivo para sus usuarios, que les invite a navegar. La buena presencia en Internet, actualmente, depende enormemente del empleo del marketing y del diseño creativo. Aunque la creatividad no tiene límites, si que hay algunos aspectos básicos que hay que tener en cuenta en el diseño de páginas web.

Legibilidad y orden

Normalmente, el texto es el elemento más importante de una web. Debe resultar claro y sencillo de leer. Para ello se debe escoger muy bien una serie de elementos.

Tipografía

Tiene que ser lo menos ornamentada posible. Puede que una tipografía con adornos nos resulte más atractiva, pero es poco legible. Para el cuerpo del texto ha de escogerse un tamaño en torno a los 16 píxeles y comprobar que se lee bien en todos los dispositivos. El interlineado es también un aspecto esencial. Debe haber espacio, si no el lector se agobiará.

Estructura

La página debe encontrarse muy bien jerarquizada. La mayoría de usuarios, al entrar a una web, la miran como si fuera una fotografía. Solo se quedarán si la ven limpia y estructurada. Ten en cuenta lo siguiente:

– Elimina lo superfluo.

– Utiliza títulos y subtítulos con diferentes tamaños de letra.

– Emplea listas para organizar la información.

– Separa debidamente los párrafos, que se distingan claramente.

Atractivo visual

Un texto cuidado no es suficiente para que una página resulte atractiva a la vista. La imagen, junto con el texto, es el elemento más importante y es responsable de un gran porcentaje del tráfico que se genera.

Si no contamos con las nuestras propias, podemos utilizar bancos de imágenes. Los hay gratuitos, como Pixabay o Deeezy, híbridos como BarnImages y totalmente de pago como Dreamstime.

Además de las imágenes, debemos cuidar la presencia de otros elementos como el logo, los botones, los iconos… En general, todos los gráficos. Y por supuesto, hacer un buen uso de los colores, destacando los de la imagen corporativa. Y los vídeos se han convertido también en un elemento de gran importancia.

Navegabilidad

El diseño de la página no nos serviría de nada si no es posible una buena navegación. Este aspecto requiere trabajo, pero cuidar los siguientes factores nos beneficiará enormemente:

– Tener una buena velocidad de carga. Si no es así, el usuario puede abandonar. Para saber cuál es la nuestra, podemos hacer un test de velocidad.

– Mapa del sitio. De gran ayuda para los usuarios y para los motores de búsqueda.

– Estructurar correctamente los menús. No subdividas demasiado.

– Colocar un enlace a la página de inicio en el logotipo.

Una web hay que cuidarla, y eso implica tener en cuenta aspectos como la creatividad, una buena navegabilidad y un aspecto limpio y organizado. Todo esto transmitirá información sobre nuestra empresa y será fundamental para nuestra imagen corporativa.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français

Abrir el chat