¡Suscríbete a nuestra Newsletter!” Seguro que has leído esa frase más de una vez en cualquier tipo de página web. Incluso puedes que estés suscrito a alguna. A estas alturas, suponemos que más o menos tienes una idea clara de lo que son estos boletines (así es como se dice en español). Pero puede que no te hayas dado cuenta de todas las ventajas que conlleva para tu empresa. ¡Presta atención!

¿Qué es una Newsletter?

Se trata de un boletín informativo que las empresas distribuyen a través del correo electrónico con una cierta periodicidad. Lo más normal es que solo les llegue a los usuarios que previamente se han suscrito para recibir información sobre la marca. Estos dan su dirección de email a cambio de una información de interés sobre productos o servicios. La información más básica siempre ha sido la promoción de nuevos productos y ofertas. Sin embargo, con el desarrollo del inbound marketing se ha ido ampliando el campo y se le está dando cada vez más usos a la newsletter.

¿Por qué es necesaria?

Toda empresa, ya sea pequeña o gigante, necesita comunicarse con sus clientes. La newsletter es una de las formas más eficaces de mantener contacto con los consumidores. Se trata de una de las herramientas más potentes en el marketing, ya que ha sido el usuario el que previamente ha solicitado que se le envíe información sobre la empresa. Puede que el cliente haya ofrecido sus datos solo para beneficiarse de una oferta puntual, pero con eso ya hemos generado un lead con el que poder iniciar futuras conversaciones.

Como el usuario sabe que ha sido él mismo quien ha ofrecido sus datos, no se molesta cuando recibe información sobre la marca. Es más, en la mayoría de las ocasiones se sentirá agradecido de enterarse desde primera hora de las promociones o los nuevos productos de la empresa. La newsletter es uno de los elementos del email marketing con un mayor ratio de conversión, incluso más que con otros canales de comunicación como las redes sociales. El tráfico web se intensifica al enviar el boletín, ya que este siempre va enlazado a la página de la marca. Y esto, a su vez, incrementa las posibilidades de venta, tanto por parte de nuevos clientes como de los antiguos, creando fidelización.

Cómo hacer una newsletter

Después de ver todo lo que la newsletter puede hacer por una empresa, es necesario saber cómo comenzar una estrategia con ella.

Segmentar a la audiencia por edad, sexo, intereses… De esta forma, la información que recibe el usuario será personalizada y contendrá datos que le interesan.

Organizar los envíos para no saturar las bandejas de entrada de los suscriptores. Enviar más de un correo a la semana provocará que el cliente se canse. Lo ideal es enviar la newsletter con una periodicidad semanal o mensual.

Ser breve es otro punto importante, además de utilizar contenido visual si se incluyen productos nuevos o en oferta. Títulos llamativos y poco texto y no hay que olvidar nunca los enlaces directos a la web.

En cuanto al diseño y los envíos, también existen herramientas que son de mucha ayuda, sobre todo para los más novatos. Algunas de las más conocidas son: Mailchimp, Mailrelay y Getresponse.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français

Abrir el chat