En un post anterior hablamos de las ventajas que supone para cualquier negocio contar con una aplicación móvil. Pues para que esas palabras no queden en el olvido y se graben bien en la memoria, vamos a contaros 4 casos reales de empresas que crecieron gracias a invertir tiempo y esfuerzo en su app. Después de leer el artículo, seguro que os pensáis seriamente la idea de lanzaros a las stores.

1. Chicfy

¿Os suena? ¡Claro que sí, guapi! Esta empresa nació directamente en los smartphones como una app de compra-venta de ropa solo para chic chic chicas. Sus fundadores son Nono Ruiz y Laura Muñoz, quienes decidieron crear la aplicación con una inversión inicial de tan solo 5.000€. Esta pareja malagueña se puso en contacto con varias blogueras de moda para que “colgasen su armario” en la app. Gracias a estas colaboraciones, en el primer día de funcionamiento consiguieron más de 20.000 visitas y 50 pedidos. Y todo sin gastar ni un solo euro en anunciarse.

Desde el primer día la aplicación va viento en popa. Solo seis meses después de su lanzamiento en 2013, consiguieron una inversión privada de 60.000€. En 2015 ya contaba con más de 100.000 usuarias y su facturación ese año fue de 10 millones de euros. Y eso fue antes del famoso anuncio de televisión.

2. El Tenedor

El Tenedor dio sus primeros pasos en la web en 2007 y unos años más tarde desarrollaría la aplicación para iOS y Android. Comenzó como un servicio gratuito de reservas online de restaurantes. Fue creada por Marcos Alves y tres socios más de nacionalidad francesa. Aunque en sus inicios no tuvo mucho éxito en España, en Francia ya tenía buenos resultados. Fue en 2010 cuando empezó a crecer en España. Y hoy en día es una de las aplicaciones más populares con más de 8 millones de descargas.

Su mayor atractivo para los usuarios son los descuentos en restaurantes de lujo. Para los hosteleros se trata de un medio donde publicitarse a un precio bastante asequible, unos 75€ al mes. El Tenedor cuenta con más de 40.000 restaurantes en su lista, así que os podéis calcular cuales son sus beneficios mensuales. Ha conseguido operar en 11 países y más de 7 millones de opiniones sobre los establecimientos. Hace tres años TripAdvisor compró esta empresa y, aunque no se sabe por cuánto exactamente, en aquel entonces el grupo estaba valorado en 40 millones de dólares.

3. Wallapop

Oye, ¿qué vas a hacer con eso si no lo usas? También os suena, ¿verdad? La historia es parecida da la de Chicfy. Gerard Olivé, Agustín Gómez y Miguel Vicente decidieron modernizar el mercado online de productos de segunda mano. Así que pensaron desde el principio en una aplicación, sin pasar por la web. La financiación para empezar con esta aventura vino juntando los bolsillos de sus fundadores, a la vieja usanza. Aunque ya existían gigantes como eBay o Segundamano.es, Wallapop nace con la intención de mejorar la experiencia del usuario y enfocarse en un carácter más local.

Y el éxito fue tremendo. Hace ya cuatro años que la app comenzó a funcionar. Las cifras son escalofriantes: más de 10 millones de descargas. Aunque los datos económicos los tienen muy bien guardados y lo único que se sabe de ellos son rumores. Desde su inicio en 2013 se estima que ha recaudado más de 150 millones de euros, pero ninguna cifra es totalmente creíble.

4. Byhours

También es una aplicación de reservas, pero de hoteles. Es la primera empresa en formar un modelo de negocio online para reservar habitaciones por horas. En sus 5 años de recorrido, Byhours ha conseguido más de 150.000 clientes. Y ya trabaja con más de 2.500 hoteles repartidos por España, Francia, Reino Unido y Portugal. Su app cuenta con más de 50.000 descargas. Fue nombrada como la mejor app turística Internacional en The App Tourism Awards 2016 y la mejor app del año en los eAwards 2014.

Sus beneficios también son todo un misterio, pero el éxito puede medirse con todos los datos del párrafo anterior. Christian Rodríguez, su fundador, se lanzó en solitario a la piscina y fue consiguiendo financiación poco a poco. Para animar a otros jóvenes emprendedores, ha publicado un libro en el que cuenta la experiencia de crear Byhours y consejos para principiantes en el mundo empresarial.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français Русский

Abrir el chat