fbpx

El comercio electrónico en España está creciendo cada vez más. Y no solo eso, los usuarios poco a poco van prefiriendo utilizar el móvil o la tableta en vez del ordenador para realizar compras online. Esto supone un cambio en la forma de vender de las marcas, ya que tienen que adaptarse a las necesidades y los hábitos de los clientes. Por eso, ahora es el momento de lanzarse a las Stores y vender a través de una app.

El m-commerce despega en España

Según los datos proporcionados por PwC en su informe Total Retail 2017, el 29% de los encuestados realizan compras a través del teléfono. Esto supone un aumento de 11 puntos respecto al año anterior. Sin embargo, el 26% opina que las webs móviles son difíciles de utilizar. Un punto más a favor para dirigir las ventas hacia una app cuyo diseño sea más sencillo y directo que en la web.

Está claro que las tiendas físicas no van a desaparecer. Al final siempre nos fiamos más de un producto que podemos ver y tocar y, sobre todo, de pagar sin temer que nos roben. No obstante, que un usuario se descargue nuestra app, quiere decir que confía en nosotros. Si incluimos ventajas en la aplicación (descuentos, promociones…) aplicables a la tienda física, tendremos el doble de posibilidades de vender.

Actualmente, entre las 25 aplicaciones más descargadas en Google Play se encuentran: Wish (5°), Amazon (14°) y AliExpress (25°). Las tres se dedican al comercio electrónico y ninguna dispone de tienda física y, sin embargo, lideran las listas de las empresas con más beneficios. Amazon se ha convertido en el gigante de las ventas online, ganando 2.371 millones de dólares en el 2016.

Las apps permiten conectar con el cliente

Una app dirigida al comercio electrónico también es una importante base de datos. El desarrollador puede seguir en tiempo real la interacción del usuario. De esta forma, es más fácil realizar estudios para dirigir los productos al público más acertado. La personalización es clave para enganchar en Internet. De esta forma, el cliente se siente escuchado por la marca y esta le ofrece lo que más le gusta.

Más fácil resulta aún el análisis de nuestro público cuando realizamos ventas a través de ella. Por razones de pago, es necesario que el consumidor se registre en nuestra app. Con su registro obtenemos un historial de navegación y sabemos cuáles son los productos que visita. Además de tener otras ventajas como la fidelización del cliente o la disponibilidad inmediata.

Una apuesta segura

Es cierto que aunque las cifras del comercio electrónico vayan despuntando en España, aún queda bastante para igualar los porcentajes de otros países. No obstante, los datos y estadísticas hablan por sí solos. En el futuro próximo, las compras a través del teléfono llegarán a sobrepasar las realizadas mediante el ordenador.

Si optamos por implantar un modelo de ventas dirigido a los smartphones ahora, nos ahorraremos las prisas de lanzarlo más adelante.  Apostar por el m-commerce en este momento aporta un plus de modernidad a la marca, diferenciándola de la competencia.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français Русский

Abrir el chat