fbpx

Hoy en día la mayor parte de la población está familiarizada con Internet. En España, usamos cada vez más teléfonos inteligentes, para ser exactos, el 81% de los españoles tiene un smartphone. ¿Y esto qué supone? Pues que hemos dejado de utilizar solo el ordenador para navegar por la red. Y que el móvil está desbancando poco a poco al PC en lo que se refiere al uso de Internet. Por todo esto, las aplicaciones forman parte de nuestro día a día y sabemos qué son perfectamente. Pero ¿sabes qué son las Aplicaciones Web Progresivas?

Antes que nada, vamos a hacer un repaso por los distintos tipos de Apps que existen. Nuestros teléfonos están repletos de aplicaciones nativas, es decir, las que nos descargamos de las Stores. Permiten que el usuario tenga una experiencia completa, ya que pueden “entrar” en cualquier lugar del dispositivo (cámara, contactos…). Y, por otro lado, están las web apps, que podrían definirse en algo así como una web adaptada para móvil. No es necesario descargarlas porque se accede a ellas a través de un navegador, por lo que no ocupan espacio en la memoria del teléfono.

 

Aplicaciones Web Progresivas: a mitad de camino

 

Las Aplicaciones Web Progresivas (Progressive Web Apps) reúnen lo mejor de las aplicaciones nativas y lo mejor de las web apps. Su aspecto es más parecido al de una app nativa. Sin embargo, utiliza la tecnología de los navegadores web. En definitiva, su rendimiento es mayor que los otros sistemas de aplicaciones. Te explicamos sus ventajas una a una:

1. Permite trabajar sin conexión.

Consume muchos menos recursos, por lo que la velocidad de carga es bastante menor a la habitual de una web o un aplicación. Por eso, a veces incluso se puede hacer uso de la misma sin necesidad de conexión a Internet.

2. Envía notificaciones push.

Las notificaciones push son los mensajes que se reciben en el dispositivo móvil y que provienen del servidor de una app nativa instalada. Las web apps no tienen esta capacidad, mientras que las aplicaciones web progresivas sí, lo que permite interactuar con el usuario.

3. No ocupa espacio.

Una de las mayores desventajas de las aplicaciones nativas es el uso, a veces excesivo, de la memoria del dispositivo. Las progressive web apps se pueden anclar en el escritorio del móvil como un acceso directo sin ocupar apenas espacio.

4. No importa el sistema operativo.

Al tratarse de una web con aspecto y funcionalidades de app nativa, no importa en qué sistema operativo se ejecute. El navegador es la clave de las aplicaciones web progresivas, por lo que da lo mismo si se trata de un dispositivo Android, iOS o Windows Phone.

5. Son más baratas.

Este tipo de aplicaciones no necesitan estar alojadas en las stores. Así que ni Google Play ni Apple te pedirán cantidad monetaria alguna por tener tu aplicación en funcionamiento. Además, las actualizaciones se realizan de forma automática desde el servidor. De esta forma, el usuario puede disfrutar de forma instantánea de las novedades.

 

Aunque parezca que las Aplicaciones Web Progresivas no están siendo demasiado utilizadas, lo cierto es que las usan bastantes empresas conocidas internacionalmente. Una de las primeras en pasarse a este tipo de app fue el diario norteamericano Washington Post. Ahora la velocidad de carga de su web ha pasado de 8 segundos a 80 milisegundos.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français

Abrir el chat