¿Sabías que en España se descargan 4 millones de aplicaciones al día? Año tras año, los españoles estamos cada vez más “enganchados” a nuestros smartphones. De hecho, ya somos 27 millones los que usamos apps a diario. Sin embargo, estar en el ranking de las aplicaciones más descargadas no es una tarea sencilla. Los lanzamientos de nuevas apps se han disparado y subirlas a las principales plataformas de descarga no garantiza que el usuario la vea y, mucho menos, que le haga un hueco en su móvil. Es un sector con una competencia muy alta; por lo que, si no se establece una estrategia de marketing, difícilmente se va a llegar al éxito.

Cómo conseguir descargas de tu App

Primero, párate y piensa. El proceso de creación de una aplicación móvil es más complejo de lo que parece. No se trata de tener una idea, programarla y lanzarla. Es mucho más. Ya que has tenido la idea debes razonar si es viable y encontrar un profesional de la programación para que le de forma. Una vez que el proyecto parece más o menos seguro, es aquí donde empezamos a pensar en el marketing. ¿Cómo lanzo mi aplicación? ¿Dónde? ¿A quién la dirijo? ¿Publicidad? ¿Gratuita o de pago? Son muchas las cuestiones a las que hay que dar respuesta antes de ponerse manos a la obra.

1. Crear expectación

La estrategia debe comenzar antes del estreno. Como si de una película se tratara, hay que despertar curiosidad sobre la audiencia para engancharla y que, posteriormente, se descargue la aplicación. La programación de una app “normalita” suele ocupar entre tres y cinco meses, aunque todo depende del grado de complejidad y las funcionalidades de la misma. Pero mientras el programador trabaja, no podemos quedarnos de brazos cruzados, por lo que hay que aprovechar ese tiempo para crear la máxima expectación posible. Te damos unas cuantas ideas:

.

Una buena opción es diseñar una landing page donde presentar la app. Es decir, una web simple en la que se describan las principales características de la aplicación. Esto, además de para servir como ficha de presentación, es útil a la hora del posicionamiento, ya que el nombre de tu app quedará registrado en los buscadores.

Por supuesto, las redes sociales son un canal perfecto para dar a conocer cualquier producto. Así que es esencial abrir distintos perfiles en las plataformas que más se acerquen al público objetivo de la app. Este va a ser el lugar perfecto donde ir anunciando las novedades y los progresos de la aplicación. Además, es importante crear una comunidad antes del lanzamiento para asegurar las primeras descargas.

El contenido audiovisual es el que más capta la atención de cualquier tipo de usuario. Es una muy buena idea realizar trailers que expliquen de una forma más visual y dinámica las funciones de la app, el diseño de la interfaz, razones para descargarla, etc.

Cuando la aplicación esté lista para subirla a las plataformas de descarga, es conveniente fijar una fecha de lanzamiento y preparar notas de prensa para distintos medios de comunicación. En ella se ha de explicar con todo lujo de detalles en qué consiste la app y por qué es útil para el usuario. Si algún medio publica la nota de prensa, tendremos una publicidad bastante buena, ya que los medios de comunicación tienen una mayor credibilidad.

2. Conseguir descargas

Una vez que la aplicación ya está disponible en las stores, comienza la fase más complicada: entrar en los rankings de apps. Estar en los primeros puestos de las listas es garantía de descargas. Pero como ya hemos realizado una pre-campaña con todas las ideas de los párrafos anteriores, la tarea de mantener la atención se facilita. Ya tenemos una comunidad esperando poder probar todas las funcionalidades de la aplicación. Así que lo difícil ahora está en conseguir el mayor número de descargas y buenas valoraciones posibles. Además de enganchar a los usuarios más allá del primer frame. ¿Cómo?

.

La primera impresión es la que más cuenta. Si el usuario no se siente atraído por la aplicación en sus primeros segundos de uso, probablemente irá a la papelera tan rápido como un rayo. Por eso hay que pensar bien el diseño y la comunicación con el usuario, por lo que un buen comienzo sería un pequeño tutorial de uso o algún mensaje dando la bienvenida.

En las stores también existe el posicionamiento, pero en este caso no se llama SEO, sino ASO (App Store Optimization). En una estrategia de este tipo entran en funcionamiento diversos factores. El título, la descripción, su icono, la categoría en la que se clasifica, las palabras clave que le asignemos y también las reseñas de los usuarios son esenciales para la optimización.

Actualizar la aplicación cada cierto tiempo (poco, a ser posible) aumenta las posibilidades de que el usuario le siga guardando un hueco en su teléfono. Un buen truco para poder actualizar la app fácilmente es guardar algunas funciones ya desarrolladas. Es decir, en el momento de lanzamiento, lo mejor es publicar la versión más básica, para luego ir mejorándola poco a poco.

De nuevo, las redes sociales se convierten en una de las mejores herramientas de promoción. Pero, esta vez, vamos a añadirle un nuevo factor: un influencer. Cerca del 40% de los usuarios de Twitter admiten haber comprado un producto después de leer un tweet de un influencer. Por lo que hacer un trato con algún que otro influencer para que use y muestre las funciones de la aplicación es una forma bastante efectiva de hacer publicidad.

Más artículos relacionados

This post is also available in: Français

Abrir el chat